martes, 22 de enero de 2019

Las vacaciones me agotan!

Y aquí seguimos en Buzios.
El tiempo no puede estar mejor. Ni una nube se aparece en el horizonte.
Lo cual.....resulta algo agotador....no se rían, el exceso de playa-mar-sol puede ser devastador si dura más de 15 días.

 Por suerte, es en ese momento cuando uno abre los ojos a la mañana y comprueba que el sol brilla nuevamente, que salen a relucir todas las actividades "no playeras" que uno cargó en la valija.
A saber, tres o cuatro proyectos lanísticos, un bordado y un libro para colorear.


Y también, aunque difícil en este rincón del mundo, se empiezan a descubrir los minieventos locales: como la feria de productos agroecológicos de los sábados a la mañana. O la feria gastronómica de los jueves a la noche.
El sábado la diversión consistió en comprar pan de masa madre, ananá, y algunas verduras.
El jueves (aunque no hay fotos) comimos pastei de frango y paella, en la otra feria.

Alterar el ritual de los desayunos y agregar una fruta tropical y granola, también puede contarse como un paso más en el camino de tirar por tierra el aburrimiento que tantos días espléndidos pueden provocar!!!!

Pero no crean que me quejo de llena. Les aseguró que transitar día tras día, sin mayor stress que decidir que traje de baño me pongo y a que playa voy, no es para cualquiera.

En cualquier momento, empiezo a extrañar los viajes en el subte E sin aire acondicionado, las idas al Coto cuando hay descuento para jubilados y los regalitos de los perros de mis vecinos en mi vereda.

Pero calma, me quedan varios días en este paraíso tropical. y habrá que disfrutarlos!!!


Nos vemos.

miércoles, 16 de enero de 2019

Del #10yearschallenge y otras yerbas...

Ayer a la noche mientras chusmeaba en qué consistía el #10yearschallenge y buceaba en este blog para ver qué pasaba en mi vida en ese momento, me dí cuenta que empecé a escribir este blog a mediados del 2010.
Tenía 53 años, estaba desempleada o mejor dicho, empleada transitoriamente hasta fin de ese año, y por lo que releí en esos posts, hacía balance de vida, que en algunos era bastante positivo y en otros, todo lo contrario.
Con el tiempo y el inicio de un nuevo escalón en mi carrera, los posts se fueron haciendo menos personales, más generales y quizás perdieron profundidad, vaya a saber uno porque.
Y hoy, a la distancia que dan esos, en mi caso, 9 años, me parece increíble el tiempo transcurrido. 
Soy abuela, me jubilé y aunque en mi mente y en mi espíritu no me siento distinta de esa persona del 2010, esos años pasaron.
Obvio que tengo más canas, más arrugas y algún kilo más.
Que otros pesos se habrán agregado a mi equipaje?
En algún posts escribía metas a cumplir, las releí, eran sencillas, casi de entrecasa, y pude cumplirlas casi todas. Pero, se cumplió el propósito que daba nombre al blog....andar "ligera de equipaje"??
No siempre, no totalmente.
Y antes de extenderme en esto, tengo que aclarar, que como buena escorpiana o "gallo de fuego" en el horóscopo chino, soy extremadamente severa a la hora de juzgarme. Los términos medios nunca han sido fáciles para mí. 
Entonces mi balance personal puede ser o idílico o desastroso.
Aclarado este punto, veamos que sale.
Después de casi 10 años, voy lentamente aprendiendo que:
# La vida es una sola y que no puedo andar esperando a cambiar tal o cual cosa para ser feliz. 
# Soy la que soy, y como dice Menapace en unos de sus cuentos, la cruz que llevo es la que me corresponde, ni más grande ni más chica.
# Mi felicidad no depende de los cambios que tienen que hacer los demás.
# La familia que tengo es la que es, por suerte se pueden elegir los amigos :):):)
#  Cada día es una nueva oportunidad y yo decido cómo empezarlo.


Entonces me doy cuenta que el #10yearschallenge, no me va. Porque no hay foto que muestre esto que escribí anteriormente, porque tendría que ser una foto de mi espíritu, y esa foto  sólo está en mi corazón.
Pero bienvenido sea este nuevo furor de las redes si me lleva a hacer balance. Que nunca está demás.
2019 no sé si tengo metas concretas para hacer una lista, ya veremos, por el momento, bienvenido seas traigas lo que traigas.